miércoles, 9 de julio de 2014

¿Y si además de tomar sol, tomas decisiones?



¿Qué te parece si aprovechas el verano para darle una vuelta a eso que no funciona o no te gusta? ¿Has pensado que puede ser un momento ideal para algo nuevo o algo distinto? Hablo de tomar decisiones. 


El verano es una época ideal para bajar un cambio y analizar cómo queremos empezar septiembre. Las decisiones son siempre avance, no importa si elijes algo que a priori pensaste que era lo mejor y luego te diste cuenta que no era lo que convenía para tu vida o tu negocio, peor es quedarse quieto, ¿no te parece? La inmovilidad te lleva a no comprometerte contigo, y a no comprometerte con tu profesión, con tu negocio. 
¿Porqué nos cuesta tanto tomar decisiones?

A medida que vas posponiendo, se va formando una montaña de decisiones, que al no saber por dónde empezar quedan en el olvido, se tratan a toda prisa para quitarlas del camino o se desechan. Decídete a ser la mejor versión de ti mismo, decídete a tomar las riendas de tu vida, decídete a elegirte, decídete a mejorar la relación con tu familia, decídete a mejorar tu negocio, decídete a hacer una estrategia social media que haga que tu negocio tenga presencia en redes sociales, decídete a leer el libro que te está esperando desde hace tiempo en la biblioteca o en la librería porque aún no lo has comprado, decídete a aprender eso que no te animas a hacer porque te dices ….¿y para qué me va a servir? O aprende eso que necesitas para destacar en tu profesión. Sal de tu zona de confort, el verano es una época de relax mental en el que al tener la mente más calma puedes tomar más y mejores decisiones ¿por qué vas a desaprovecharlo?

Cuando decides aumenta tu moral, si pospones surgen los verdaderos problemas porque te sientes mal por no haberlo hecho.

Deja de quejarte, deja de ponerte limitaciones. Estoy cansada de escuchar no puedo hacer esto porque no tengo dinero, porque no tengo tiempo, porque me falta experiencia. Lo que las personas no se dan cuenta que las limitaciones son oportunidades que te obligan a apañarte con lo que tengas. Hace que aflore tu creatividad, solo imagina lo lejos que puedes llegar con lo que tienes y con lo que eres.

En el caso de pequeños negocios, obviamente que no tienen presupuesto para hacer grandes campañas de marketing online como las multinacionales, pero es que tampoco tienen el mismo público objetivo! Por lo que los contenidos serán más “modestos” pero si logran tocar la fibra sensible y conectar con su potencial cliente, estoy segura que lograr cumplir con el objetivo que se hayan fijado. Entonces ¿porqué se limitan y algunos siguen pensando que las redes sociales no son para ellos?

En el caso de profesionales, muchas veces están trabajando como locos sin levantar la cabeza y sin dedicar un tiempo para ver si están haciendo lo que les gusta o yendo en la dirección correcta. Por ello ¡el verano es una gran oportunidad! Da la sensación de que las aguas turbias se aquietan y te da la oportunidad de que seas tú el motor para ponerla en movimiento nuevamente, pero con la claridad suficiente que te permita ver dónde estás y hacia donde quieres llegar.

¿Nos ponemos a ello?